martes, 29 de septiembre de 2015

Eduardo Martínez, historiador, periodista argentino, corresponsal de guerra con medio centenar de conflictos en todo el mundo

Una crónica bélica es la cobertura de una crisis política no resuelta”

En 2014 fueron asesinados 128 periodistas, 119 secuestrados, 178 encarcelados y 1.846 detenidos ilegalmente, hubo más de 5.000 agredidos o amenazados, 500 medios de comunicación censurados, según informe de la organización no gubernamental Campaña Emblema de Prensa (PEC). “Ha sido uno de los años más duros que se recuerden para la libertad de prensa en el mundo”, afirma el director del Departamento de Investigación Periodística y Geopolítica del Circulo de la Prensa de Buenos Aires.Un corresponsal de guerra no es más que un cronista político que ha aprendido a desafiar a la muerte”, subraya Eduardo Martínez, el periodista argentino que ha cubierto más de medio centenar de conflictos en todo el mundo.

Sobre la base de una entrevista realizada en el Encuentro Mercosur 2012 organizado por la Red IPES, Trinidad, Uruguay, actualizada en 2015.

—“Desde 1856, cuando en Crimea la prensa participó profesionalmente en una guerra por primera vez, hasta 2010, murieron más de 2.000 periodistas en el ejercicio de su oficio, no por la acción patológica de una enfermedad, o por suicidio. Esto hace un promedio de casi 11 victimas por año. No hay otro oficio liberal con este récord tan desgraciado y sólo lo supera la construcción. Nunca han muerto o han sido agredidos, tantos periodistas como desde la década de 1970 hasta hoy. Un informe de la Federación Latinoamericana de Periodistas indica que entre 1970 y 2005, fueron asesinados o desaparecidos (después de ser secuestrados) más de 1.500 periodistas. En América Latina hubo 600 asesinados y 200 desaparecidos.”

—“En toda la guerra de Vietnam fueron asesinados 69 reporteros. Casi la misma cantidad murió en Chile, en el primer año del régimen militar de Augusto Pinochet, entre junio de 1973 y octubre de 1974; pero fueron sólo 22 menos que en México donde no hubo dictadura. Argentina y Guatemala comparten una cifra trágica: medio centenar de periodistas ultimados en el siglo XX, y en Colombia cayeron más de 400 colegas, desde 1987.”

—“En el siglo XX se registró 88% del total de reporteros asesinados. Entre 1945 y 1974 el promedio es de un poco más de ocho por año. En los siguientes 36 años, hasta 2010, el promedio subió hasta 48,6. El 42% de esas muertes violentas se concentra en la última década del siglo pasado, que significó una escalada hasta la media a 60 por año. Los países que concentran el 77% de los periodistas caídos: Estados Unidos, Filipinas, Colombia, Argentina, Chile, Guatemala y México.”

—“Hay dos tipos de cronistas bélicos: el corresponsal de guerra (militar), y el corresponsal en zona de conflicto (civil). El corresponsal militar acompaña unidades de combatientes, responde a las órdenes del jefe de unidad, y su información es controlada. Sus desplazamientos son más seguros, pero puede ser prisionero de guerra. El corresponsal civil está amparado por el derecho internacional. No debe acompañar unidades militares, ni usar uniformes bélicos, y no puede ser prisionero de guerra. Tiene total libertad de información y está amparado por el capítulo 79 de la Convención de Ginebra de Derechos Humanos.”

"Un caso emblemático es el de Rosa Isela Pérez, periodista mexicana de Ciudad Juárez, uno de los rincones más peligrosos del mundo. Durante casi una década investigó y denunció los secuestros y asesinatos de mujeres, hasta que las amenazas y las coacciones consiguieron alejar su voz. Isela vive en España, donde se le ha concedido asilo político, y desde allí informa sobra la violencia extrema en su ciudad."

“La libertad de expresión en mi país está pasando por uno de sus peores momentos. No solo se reciben amenazas del crimen organizado, también presiones y coacciones de policías y militares, y de los servicios públicos.”
Rosa Isela Pérez.


BIO 
Eduardo Martínez
Historiador, docente, periodista, nacido en Buenos Aires, especializado en coberturas de crisis, conflictos y catástrofes. Realizó investigaciones para medios argentinos como La Nación, La Razón y Humor. Se desempeñó como director coordinador de la carrera de periodismo de la Universidad Abierta Interamericana, y es analista en Terrorismo y Contraterrorismo de la Asociación de Periodistas de Defensa y Misiones de Paz (ADEPAZ). Realizó 30 coberturas luego de los atentados múltiples en los Estados Unidos, que fueron presentadas en los programas televisivos y radiales como El Juego Limpio, con Nelson Castro, Bernardo Neustad, Canal 9, Cablevision, Canal 29, Radio Rivadavia. Es fundador y director del Departamento de Investigación Periodística y Geopolítica del Circulo de la Prensa y jefe de redacción de la revista Guía de los Uniformados, dedicada a la temática de la defensa y la seguridad; y Ciudadanos, de la Editorial 25 de Mayo. Es además consultor del portal Seguridad y Defensa en Geopolítica.


128
Fueron los periodistas asesinados en 2014, en 32 países, según informe anual de la organización no gubernamental Campaña Emblema de Prensa (PEC). Israel ha sido donde hubo mayor número de víctimas, un total de 16 durante la ofensiva militar en Gaza. Siria está segundo con 13 víctimas, Pakistán, tercera, con 12 periodistas muertos, la mayoría de ellos en las zonas tribales próximas a Afganistán.
En la cuarta posición está Irak, donde 10 periodistas fueron asesinados, la mayoría en la ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico. Ucrania se sitúa en el quinto lugar, con nueve periodistas asesinados. En el sexto lugar se encuentra México, con ocho, por delante de Afganistán con seis, Honduras y Somalia con cinco. La República Centroafricana y Brasil, comparten el décimo lugar, con un registro de cuatro asesinatos.
Tres periodistas murieron mientras cumplían su tarea en los siguientes países: Camboya, Guinea Conakri, Paraguay y Filipinas. Dos fueron asesinados en Bangladesh, Colombia, la India, Libia, Perú, Turquía y Yemen. Finalmente, diez periodistas fueron asesinados en: Arabia Saudí, Birmania, Egipto, Líbano, Nigeria, Panamá, República Democrática del Congo, República Dominicana, Rusia y El Salvador.
—Medio Oriente es la región más violenta del planeta, con 46 periodistas asesinados, por delante de Asia (31), América Latina (27), África subsahariana (14) y Europa (10).
En 2013, fueron asesinados 129 periodistas. Desde 2006, año en que la PEC inició el registro, fueron asesinados 1.038 periodistas.
Entre 2010 y 2014, fueron asesinados 614 periodistas, un promedio de 123 por año, a una media de 2,4 por semana.
Los cinco países de mayor peligrosidad en los últimos cinco años han sido Siria, con 69 asesinados; Pakistán, con 63; México, con 50; Irak, con 44, y Somalia, con 39 asesinados.
En orden decreciente les siguen Brasil (31 asesinados), Honduras (30), Filipinas (29), la India (21) y los territorios palestinos ocupados (21).

62
—Fueron los periodistas asesinados en 2015, hasta el 31 de agosto, según informe de Reporteros sin Fronteras. En ocho meses del presente año hubo 46 cronistas, cuatro colaboradores y 12 net-ciudadanos muertos. En el mismo período hubo 328 periodistas encarcelados: 145 corresponsales, 13 colaboradores y 170 net-ciudadanos.

No hay comentarios: