viernes, 21 de octubre de 2016

Augusto Turenne, Hermógenes Álvarez, Roberto Caldeyro Barcia, Juan José Crottogini, Hugo Sacchi, pioneros e innovadores uruguayos de la ginecología y obstetricia

Toko y parto

Augusto Turenne, fundador de la Ginecología y Obstetricia Social en América Latina. Hermógenes Álvarez y Roberto Caldeyro Barcia, creadores de la Fisiología Obstétrica, de la Unidad Montevideo de actividad intrauterina y de la Escuela de Montevideo de Medicina Perinatal. Juan José Crottogini, impulsor de una forma propia del país, original, de ejercer la especialidad que llamó Ginecotocología, Hugo Sacchi, precursor del parto sin dolor. Ellos fueron gestores y realizadores de innovaciones que la medicina uruguaya todavía le ofrece al mundo, inspiradores históricos en la evolución de derechos cada vez más actuales: salud sexual y reproductiva de la mujer, cuidado del niño desde la fecundación, parto humanizado, planificación familiar.

Sobre la base de los capítulos 2 y 3 del libro La libertad de elegir, 20 años de anticoncepción, derechos sexuales y reproductivos en Uruguay (Laboratorio Urufarma, Diciembre 2015).

Augusto Turenne.
−Nacido en Montevideo, Augusto Turenne (1870−1948) fue el primer director de la Clínica Obstétrica A, recién inaugurado el Hospital Pereira Rossell.
−“Era un individuo fascinante y controvertido, polemista, historiador, artista, gremialista. En su tiempo fue acusado de defender el aborto libre, una injusticia, porque siempre puso énfasis en el derecho vital del feto”, evoca Fernando Mañé Garzón, pediatra, biólogo, docente, historiador de la Medicina uruguaya. Fue autor del primer libro en el mundo sobre Obstetricia Social en 1916.

Nacido en Nico Pérez, departamento de Florida, Hermógenes Álvarez (1905−1984) fue creador del Servicio de Fisiología Obstétrica de la Facultad de Medicina, director de la Clínica Ginecotológica C, pionero mundial en el registro y medición de las variaciones de la presión amniótica del embarazo, tanto fisiológicas como patológicas, mediante la punción intrauterina con un procedimiento similar a la actual amniocentesis.
−En la década de 1960 fue precursor de la biopsia placentaria. Siempre reconoció la influencia del alemán Ludwing Fraenkel, clínico y fisiopatólogo, que trabajó en el Hospital Pasteur entre 1940 y 1951, del estadounidense F. Reynolds, especialista en Fisiología uterina que pasó por su servicio durante dos meses de 1950, y de los ginecólogos argentinos José Arce y Alberto Peralta Ramos.

Hermógenes Álvarez.
−Por la conjunción de tan diversos conocimientos fue descubierta la coordinación entre el hemisferio derecho e izquierdo del útero en los partos normales y la pérdida de esta coordinación en los patológicos.
−En 1980 recibió el Premio Humanitario Joseph De Lee de manos de Gerald Ford por su “extraordinario impacto en la práctica de la Obstetricia y la Pediatría Neonatal”.


Juan José Crottogini (1908−1996) nació en Fray Bentos, capital del departamento de Río Negro. Según su colega y amigo Roberto Caldeyro Barcia, fue el primero que utilizó el término Ginecotocología. Ingresó a la Facultad en 1926, cuando trabajaba en el Telégrafo, participó activamente en la Asociación de los Estudiantes de Medicina.
−Graduado en 1934, se dedicó a la investigación sobre cáncer de cuello de útero; resultado de sus esfuerzos fue un sensible incremento de la expectativa de vida.
−Fue el primer médico de la Cárcel de Mujeres, introdujo en el país las técnicas del parto sin dolor y la prueba clínica para la prevención de cáncer de cuello uterino desarrollada por el médico griego Giorgios Papanicolaou, con quien estudió en los Estados Unidos.

Roberto Caldeyro Barcia.
−Publicó alrededor de 70 trabajos científicos y tres libros sobre sus especialidades de Ginecología y Obstetricia.
−Fue miembro de sociedades científicas en Uruguay, Argentina, Brasil, México, Venezuela, Francia, Perú, Chile, Paraguay, Italia. Fue presidente del Sindicato Médico del Uruguay entre 1950 y 1951.
−Fue decano de la Facultad de Medicina entre 1957 y 1963 y rector interino de la Universidad de la República entre 1964 y 1966.


Nacido en Montevideo, Roberto Caldeyro Barcia (1921−1996) fue perinatólogo, investigador, emprendedor, maestro de maestros de la ciencia básica.
−A partir de una asociación con Hermógenes Álvarez, su profesor, colega y amigo, realizó trabajos que aún son referencia en salud materna e infantil. −Publicó más de 300 artículos en revistas científicas, y 20 capítulos en libros especializados.
−Caldeyro Barcia impulsó y dirigió el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (PEDECIBA), del que fue su primer titular.
−Fue miembro de 70 sociedades científicas y academias de Medicina y recibió títulos honoríficos de 18 institutos y universidades de todo el mundo.
−El más apreciado por él: Doctor Honoris Causa conferido en 1994 por la Universidad de la República.

Juan José Crottogini.
−Fue postulado tres veces para el Premio Nobel, por la Academia de Ciencias de Suecia.
−Su actividad médica y científica está documentada en el libro Roberto Caldeyro Barcia: el mandato de una vocación, escrito por el historiador Alcides Beretta Curi.

Turenne por Briozzo

−“Fue creador de la Ginecología y Obstetricia Social en América Latina. Planteó la necesidad de la paternidad consciente en la década de 1920, cuando no había anticonceptivos, reflexionó sobre los derechos de la mujer frente a un embarazo no deseado, sobre la integralidad biopsicosocial de la salud sexual y el compromiso del médico, con una vigencia ética actual. Tengo su libro, Obstetricia Social, mi obra de cabecera.”
−”Sin el pensamiento y la acción de Augusto Turenne no solo la Ginecotocología sino la Medicina uruguaya sería tan elitista, hasta aristocrática diría, como en otros países de la región y del Tercer Mundo.”
−”Fue un gran innovador, pionero de la Sociedad Uruguaya de Ginecología, también del Sindicato Médico del Uruguay, tenía muy claro que había que trabajar colectivamente, con una visión solidaria, por encima de los corporativismos. Fue el verdadero creador del término Ginecotocología, que luego tomó Juan José Crottogini y le dio proyección.”


Crottogini por Lauría
−“Fue el fundador de la Clínica B, en este mismo piso 16, luego que la Facultad de Medicina decidió fusionar sus servicios de Ginecología y Obstetricia, bajo una denominación impulsada por él: Ginecotocología.”
−”Para comprender su dimensión humana, académica y profesional basta recordar que fue nominado Maestro de la Ginecología Latinoamericana, junto con otro sabio, Roberto Caldeyro Barcia. Juan José Crottogini fue un ejemplo de expresión humana de la Medicina, con prestigio nacional e internacional.”
Retrato de Turenne, 1931.
−”Fue un docente de avanzada, comprometido con la Universidad de la República y el Hospital de Clínicas. Su tarea en este servicio fue continuada por otros colegas notables. Serafín Pose, compañero cercano de Hermógenes Álvarez y Caldeyro Barcia, fallecido cuando aún tenía mucho por aportar, a quien siguió Mario Olazábal, Maestro de la Ginecología Latinoamericana y Mundial, y Raúl Medina Milanesi, mi antecesor, también un reconocido Maestro de la Ginecología Latinoamericana.”


Álvarez y Caldeyro Barcia por Alonso
−”Me enamoré de la Ginecología y la Obstetricia en 1973, luego de conocer al profesor Roberto Caldeyro Barcia. Como iba a pasar seis meses sin clases, porque la Facultad estaba intervenida por la dictadura, fuimos al Hospital de Clínicas con un amigo que estudiaba conmigo.”
−”Nunca habíamos estado allí. Buscando algún servicio que necesitara dos estudiantes con tiempo libre para trabajar como honorarios, subimos al piso 23 y comenzamos a bajar nivel por nivel, hasta que llegamos al 16 donde nos encontramos con Hugo Sabatino, yerno de Caldeyro, que nos dijo que teníamos las puertas abiertas. Al Centro Latino Americano de Perinatología le venían muy bien dos estudiantes que deseaban trabajar gratis.”
−”Sabatino nos invitó a un ateneo, que se realizó al otro día. ¡Fue deslumbrante aquella primera vez que escuchamos al maestro! Poseía un talento infrecuente para la exposición, con una diapositiva hablaba una hora, dejaba los conceptos claros.”
−”Vengo de una familia de otorrinolaringólogos, pero me enamoré de la Obstetricia aprendiendo y trabajando con él, hasta 1977. También fue inolvidable mi experiencia como becario del CLAP.”
 
Álvarez y Caldeyro en  bustos del Pereira Rossell.
−”Roberto Caldeyro Barcia fue pionero mundial de la Medicina Perinatal, creador de un concepto cada vez más vigente, Perinatología, la ciencia que atiende la vida de la madre y su hijo desde la fecundación, y todos los eventos vinculados con el parto hasta el primer mes de vida.”
−”Con Hermógenes Álvarez hicieron una dupla única en la historia de la medicina uruguaya. Caldeyro era un investigador básico sobresaliente que aplicaba sus descubrimientos a la clínica. Hermógenes, su maestro, tocaba una panza y sabía dónde y cómo estaba ubicado el niño.” 
−”Sus notables investigaciones en fisiología del trabajo de parto que realizó en la década de 1940, con tanta vocación y amor por la Obstetricia, hoy no se podrían realizar, porque ninguna comisión de ética lo permitiría. Hoy existen otros derechos, está bien para las mujeres, pero no para el progreso de la ciencia.”

1947
−El 10 de junio de aquel año, la Obstetricia abandonó su antiguo carácter exclusivamente materno, para introducirse en el inexplorado mundo del feto, hasta entonces oculto para la observación clínica.
−Aquella tarde Hermógenes Álvarez realizó una punción intrauterina, y obtuvo el primer registro de presión amniótica en el mundo. El lugar: una sala de maternidad del Hospital Pereira Rossell de Montevideo.


Augusto Turenne, libro de
Ricardo Pou Ferrari, 2006.
Montevideo
−La capital uruguaya comparte su nombre con dos innovaciones en Ginecología y Obstetricia concebidas por Hermógenes Álvarez y Roberto Caldeyro Barcia.
−Unidades de Montevideo es una medida que cuantifica la actividad intrauterina en un parto, definida por el producto de la intensidad de la contracción por la frecuencia en diez minutos.
−La Escuela de Montevideo es la corriente científica creada a partir de los estudios precursores de ambos, seguida por ginecólogos y obstetras de América Latina, Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón.


 Ginecotocología, Toko
“Pocos saben que el término fue creado por mi querido amigo Juan José Crottogini. Fue luego de una experiencia en Estados Unidos, Europa y Japón que entendió necesario unir dos disciplinas hasta entonces separadas: Ginecología y Obstetricia. Nosotros propusimos que se llamara Toko, que significa parto en griego, pero él se opuso. Siempre decía que primero está la mujer y luego el embarazo; así quedó Ginecotocología. Crottogini tenía razón.”
Roberto Caldeyro Barcia, en entrevista publicada en la revista Noticias del Sindicato Médico del Uruguay, 1996.
 

−“Comencé siendo cirujano, seguí cuidando la salud de las madres como obstetra y terminé como pediatra, vigilando la salud del feto dentro del útero.”
Hermógenes Álvarez, en una bienvenida a médicos jóvenes del Servicio de Fisiología Obstétrica, 1950.


Laboratorio de fisiologia de las
contracciones uterinas y mecanismo
del parto, Hospital Pereira Rossell.
“Mejor que tirarlas sería estudiarlas”
−Frase de Álvarez cuando decidió iniciar sus estudios precursores en histopatología de la placenta. Al gran sabio le llamaban la atención los enormes recipientes con bolsas placentarias del día anterior, que quedaban en la entrada de su servicio.

−“Hermógenes Álvarez y Roberto Caldeyro Barcia mantuvieron una memorable asociación de amigos del parto por más de cuatro décadas, quizá la más prolífica y premiada en la historia de la Medicina uruguaya, fueron autores de innovaciones obstétricas reseñadas y admiradas en todo el mundo.”
Fernando Mañé Garzón, pediatra eminente e historiador de la ciencia uruguaya.


CLAP
−El Centro Latinoamericano de Perinatología fue creado en Montevideo, en 1970, por profesionales de la especialidad liderados por Roberto Caldeyro Barcia, mediante un acuerdo entre el Ministerio de Salud Pública de Uruguay, la Universidad de la República y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

-----.-----.-----.-----.-----


Ginecología y Obstetricia

−En su investigación Historia de las Cátedras de Ginecología y Obstetricia, el profesor Ricardo Pou Ferrari cuenta que el primer antecedente de ambas especialidades nació en 1876, el mismo año de fundación de la Facultad de Medicina.
−Al principio hubo una Cátedra de Enfermedades de las Mujeres y los Niños, que su primer docente, Alejandro Fiol de Pereda, dictaba de forma teórica, los estudiantes no veían pacientes, ni presenciaban partos.
−De aquel servicio universitario egresaron, el primer médico, José María Muñoz y Romarate y la primera partera, Adela Peretti.
−Pocos años después en el Hospital de Caridad fue inaugurada una Clínica de Partos y otra de Ginecología.
−Allí el profesor Enrique Pouey, recién llegado de Paris, lideró un grupo de médicos jóvenes que comenzaba a independizarse de la cirugía general. Pouey fue el primer ginecólogo uruguayo.


Clínicas abiertas
−En 1910, cuando fue inaugurada la Casa de la Maternidad en el predio donado por los esposos Alejo Rossell y Rius y Dolores Pereira de Rossell, las pacientes del Hospital de Caridad fueron llevadas en tranvía hasta el nuevo servicio dirigido por José Infantozzi.
−Aquella fue la sede original de las primeras Clínicas Obstétricas, la denominada A, del profesor Isabelino Bosch, y la C, coordinada por Augusto Turenne.
−Con la apertura del pabellón de Ginecología del Hospital Pereira Rossell, también fue inaugurada la cátedra de la Facultad de Medicina, dirigida por Enrique Pouey.
−A principios de la década de 1950, fueron fusionadas las clínicas de Ginecología y Obstericia para crear las de Ginecotocología, dos en el Hospital Pereira Rossel, la A, a cargo de Manuel Rodríguez López, y la C, de Hermógenes Alvarez.
−Por iniciativa de Juan José Crottogini fue creada la Clínica B, que desde 1954 funciona en el Hospital de Clínicas.


Leonel Briozzo, director de la
Clínica A de Ginecotología de
la Facultad de Medicina, 2015.
(Pablo Bielli)
Briozzo: “profundizar en los derechos”
−”Hace más de 2000 años, por el Juramento Hipocrático el médico debía cumplir su tarea como buen padre de familia, pero en las últimas décadas la especialidad se ha transformado como nunca antes. Se está terminando aquella visión reduccionista de que los ginecólogos somos cirujanos de la mujer, la especialidad ha cambiado por una nueva perspectiva, más integral, más integradora, de múltiples disciplinas que le dan continuidad a la salud.”
−”Nuestra clínica comparte una sensibilidad moderna. Los médicos no estamos para imponer concepciones personales ni corporativas, nuestra tarea es poner el conocimiento a disposición de la mujer, para que ella decida lo que le parece mejor para su cuerpo, mente y espíritu, aunque a veces no estemos de acuerdo. Cuando nos ponemos la túnica debemos hacer el máximo esfuerzo por dejar de lado nuestras concepciones individuales sobre que es mejor para la usuaria y actuar con los valores que definen al médico y el compromiso de su conciencia.”
−”Los ginecólogos deben conocer y profundizar en los derechos sexuales y reproductivos, y en las leyes uruguayas, consideradas de avanzada a nivel mundial porque le aseguran salud a la mujer.”
−”La realidad epidemiológica demuestra que esta nueva visión va por el buen camino, Uruguay es el único país de las Américas que alcanzó las Metas del Milenio en mortalidad materna, sobre la base de sus políticas de salud sexual y reproductiva y de reducción del aborto.”


Washington Lauría, director de la
Clínica B de Ginecotología de
la Facultad de Medicina, 2015.
(Pablo Bielli)
Lauría: “formar más y mejores ginecólogos”
−”Ponemos especial atención en formar para la prevención, en todo lo concerniente a la salud integral de la mujer, su núcleo próximo y la sociedad en su conjunto, para la reflexión sobre los derechos y las obligaciones en salud sexual y reproductiva, para educar en planificación familiar, en maternidad y paternidad responsable.”
−”En la Clínica estamos muy bien organizados, porque así lo exige un hospital universitario. Tenemos docentes grado 4 encargados de la Unidad de Ecografía Gineco Obstétrica; del sector de Ginecología y en el de Investigación y Planeamiento en Extensión Universitaria, docentes grado 3 encargados de áreas específicas: alto riesgo obstétrico; esterilidad y fertilidad; en docencia y asistencia extrahospitalaria a la comunidad, en tracto genital inferior, en Ginecología Oncológica, un servicio de interrupción voluntaria del embarazo, que aunque no esté de acuerdo hay que ofrecer de la mejor forma. Trajimos de nuevo a grados 2 y 3 de la Escuela de Obstetras Parteras que se integraron al equipo docente asistencial del servicio, lo que nos está dando muchas satisfacciones.”
−”Nuestra vocación es de entendimiento, siempre estamos prontos para coordinar porque la Facultad de Medicina es una sola. Siempre poniendo foco en el principal objetivo que nos une a las tres clínicas: formar más y mejores ginecólogos.”


Justo Alonso, director de la
Clínica C de Ginecotología de
la Facultad de Medicina, 2015.
(Pablo Bielli)
Alonso: “producimos y publicamos conocimiento”
−”La formación en Ginecotocología, como en todas las especialidades médicas, ha evolucionado en forma exponencial en estos veinte años. Como nunca antes aumentó la cantidad de conocimiento que necesitamos para estar actualizados, tanto, que no alcanza el tiempo para leer lo imprescindible. La nuestra es una especialidad con muchas subespecialidades que atienden casos muy específicos, además de Ginecología y Obstetricia en general.”
−”Estoy a favor del parto humanizado, hay que dar una lucha para recuperar el antiguo concepto de que la embarazada es una mujer sana. El parto es un proceso fisiológico en salud que debe disfrutar la mujer, el padre, el niño. También el personal que lo atiende.”
−”Nuestras salas de nacer responden al derecho a un parto humanizado. Son espacios amigables, personales, de la madre y su familia. Ellas pujan en el mismo sitio, allí dilatan, la cama se transforma en una silla donde nace el niño. No es una sala de operaciones, allí no existe un ambiente quirúrgico. La mamá puede observar a su hijo, decide qué hacer en ese momento, recién después de ese contacto lo recibe el neonatólogo.”
−“Nuestra clínica es una gran familia, que pone énfasis en la producción de conocimiento y su publicación como recurso fundamental en la formación médica continua. Realizamos por lo menos dos publicaciones al año en revistas arbitradas y mantenemos varios proyectos de investigación. Uno de nuestros objetivos en que la Clínica mantenga contacto con el mundo académico internacional. Compartimos procesos colaborativos en colecta de casos con las universidades de Toronto en Canadá, Melbourne en Australia y Tulane en los Estados Unidos, nuestros grados 2 y 3 son alentados a salir con becas al exterior, que se vayan a ver el mundo que les abra la cabeza.”

Dixit
−”La píldora anticonceptiva permitió que por primera vez en la historia de la humanidad, la mujer pudiera decidir de manera responsable, sin necesidad de negociar con su pareja su derecho reproductivo, a ejercer una sexualidad placentera y segura.”
−”Ginecología y Obstetricia evolucionaron desde el punto de vista ético, la mujer actual tiene más autonomía para decidir cómo va a dar a luz a su hijo.”
−”La enseñanza tradicional de la Ginecotocología era sobre el cuerpo de las mujeres, ahora estamos en la era de los simuladores, de la cirugía laparoscópica con maniquíes.”
Leonel Briozzo

−”Nada sustituye a la emoción que se siente atendiendo un parto, revitaliza la autoestima para seguir adelante. La que trae al niño es la mujer, pero acompañarla es maravilloso.”
−”En el primer mes de vida existe más de 70% de riesgo de muerte, de ese total, 75% en la primera semana, y de ese total 75% en el primer día. El nacimiento es el viaje más riesgoso que tenemos, porque significa salir a tiempo y en buena forma, adaptarnos a la vida extrauterina.”
−”Un ginecólogo es un generalista comprometido con la salud de la familia, porque cuando se enferma la mujer, se enferma la comunidad familiar.”
Washington Lauría

−”El ginecólogo es el médico que normalmente las mujeres ven más en su vida. Se trata de una relación tan cercana, tan valorada por ellas, que la mayoría elige una mutualista o un servicio de salud, primero por su ginecólogo, luego por el pediatra de sus hijos, y mucho después pensando en otros especialistas.”
−”Anticonceptivo viene de concepción, un término de origen religioso, porque el científico es fecundación. La denominación más ajustada es anovulatorio, más que anticonceptivo.”
−“Los anticonceptivos están diseñadoss para darle tranquilidad y libertad a la mujer, es una libertad cultural, no biológica.”
−”En Uruguay hay poco más de 400 ginecólogos, 300 en Montevideo y 100 y poco en el interior. Es urgente alentar el ingreso a la especialidad, las clínicas ahora estamos trabajando en la descentralización, ¡está muy bien!”
−”Parto humanizado es un térrmino de la Ginecología y Obstetricia uruguaya, no hay que abandonarlo, compartirlo sí, la posición vertical mejora la calidad del nacimiento.”
Justo Alonso

No hay comentarios: