domingo, 27 de octubre de 2013

Barrio Peñarol, industria, trabajo, cultura y gloria deportiva

Memorias de la Nueva Manchester

Con una población de casi 40.000 habitantes que viven en el noreste de Montevideo, entre Sayago y Colón, su nombre es sinónimo de industria, trabajo, patrimonio y gloria deportiva, porque allí nació el Club Atlético Peñarol. Su casco histórico, creado en 1891 por la compañía inglesa Central Uruguay Railway,  se ubica alrededor de la estación de trenes, limitado por las avenidas Aparicio Saravia y Sayago, las calles Shakespeare y Coronel Raíz, y la vía férrea. Allí se desarrolla una experiencia de investigación y difusión del Patrimonio Industrial, que tiene como eje un museo donde se articulan las visitas al "company town". El Proyecto Peñarol recibió el decisivo apoyo financiero del Ayuntamiento de Gijón, España.

Sobre la base del capítulo Patrimonio Industrial de los libros Montevideo, Manual del Visitante (ediciones 2011, 2012, 2013, 2014), y Uruguay, Manual del Visitante (ediciones 2013, 2014, 2016), y del desplegable Montevideando realizado por Trocadero Gabinete DDiseño para el diario El País (Octubre 2013).

Directivos y técnicos ingleses de Central
Uruguay Railway a principios del siglo XX.
(Museo Estación Peñarol)
—El primer nombre del enclave ferroviario fue una alusión a la histórica cuna británica de la Revolución Industrial, pero nunca prendió en la población que siempre se sintió vecina de "El Peñarol".
—Así quiso llamarle la empresa Central Uruguay Railway a su posesión de 20 hectáreas, delimitada por los actuales caminos Casavalle, Edison y la avenida Sayago.
—Entre 1888 y 1891 se construyeron los talleres y su remesa, y el "company town" con residencias para los jerarcas, las casas de jefes y técnicos, y el barrio obrero.
—Charles Baker, fue el administrador original del Ferrocarril Central del Uruguay que jamás pudo imponer la denominación que le sugirió la casa central: Nueva Manchester.

Tren a Vapor a Peñarol
—El recorrido histórico que parte cada sábado a las tres de la tarde desde la Nueva Terminal de AFE es realizado por una locomotora inglesa Beyer Peacock Nº 120, de más de un siglo de antigüedad a la que se le acoplaron dos vagones Allan de 1952 con una capacidad total de 192 asientos. —La máquina fue restaurada por la Asociación Uruguaya de Amigos del Riel, una organización no gubernamental que organiza el viaje por un acuerdo con la empresa pública ferroviaria y la Asociación de Amigos de Barrio Peñarol.
La locomotora Beyer Peacock 120,
arribando a la Estación Peñarol.
(Sociedad Amigos del Riel)
—En el trayecto se exhiben animaciones sobre la actividad ferroviaria y canciones de autores uruguayos: Los Ferrocarriles (Jorge Galemire), El último tren, Expreso Horizonte (Jaime Roos), El vagón dormido (Fernando Cabrera), Por donde pasa el tren (Fenando Ulive) y textos musicalizados de la novela Por mandato de madre, de Mario Delgado Aparaín.

—Las visitas a la estación y el circuito histórico se realizan en grupos de hasta 40 personas. El 11 de julio de 2013 fue solicitada la declaratoria de Monumento Histórico Nacional del tren a vapor y su recorrido.

Objetos ferroviarios para ver.
(Museo Estación Peñarol)
Museo Estación Peñarol
—Fue inaugurado en 2010 para preservar y exponer objetos y documentos de una estación de trenes del siglo XIX colocados en sus habitaciones originales, sala de espera y oficina.
—Se pueden apreciar: telégrafos, teléfonos, mueble taquilla de boletos, fechador, block staff, faroles y memorias de los empleados de la empresa ferroviaria que participaron en la Primera y Segunda Guerra Mundial.
—También se emite un documental de quince minutos del ferrocarril de la década de 1940, cartelería, indumentaria y mapas ferroviarios de época. Es una iniciativa compartida por la Intendencia de Montevideo y la Sociedad de Amigos del Barrio Peñarol, una institución civil que tiene por finalidad la puesta en valor de los Monumentos Nacionales de la zona. 

El Trompo.
Plaza de la Estación
—Sus 6.000 metros cuadros fueron remozados y adaptados a su nueva función comunitaria, con bancos patrimoniales construidos con durmientes, rieles y hormigón, pista de skate, la histórica Fuente de los Ingleses, juegos para niños, un deck de curupay de 53 metros de largo, rodeados por árboles centenarios.

El Trompo
—No es un monumento, pero los investigadores lo consideran un patrimonio histórico del Barrio Peñarol. Es una figura abstracta, de origen inglés, ubicada en la esquina de Aparicio Saravia y Newton.
—Realizado en hierro fundido, tiene una altura de metro y medio y pesa más de 200 kilos. Según una versión local, nunca confirmada, sería un extraño homenaje al físico Isaac Newton, que utilizaba diversas formas de trompos en sus investigaciones.

Ingreso a los talleres históricos.
(Sociedad Amigos del Riel)
Talleres, remesa y plato giratorio
—Fue el más moderno complejo industrial de su tiempo, reconocido por expertos internacionales como uno de los más completos vestigios del patrimonio ferroviario de América Latina.
—Están ubicados en la manzana de Aparicio Saravia entre la vía férrea, las calles Watt y Casavalle y el camino Coronel Raíz. Fueron construidos entre 1888 y 1891, para ampliar los talleres originales que el primer ferrocarril poseía en la antigua estación Bella Vista, la actual Lorenzo Carnelli.
—Además del taller mecánico tenía fundición, aserradero, carpintería, herrería, pinturería, imprenta, almacenes, velería, un edificio de oficinas y una remesa circular de 30 boxes para aprontar las locomotoras y un plato giratorio central donde aún se las cambia de dirección. Todavía llaman la atención los dientes de sierra de sus techos y sus ventanas de vidrio para el ingreso de luz natural

Casa de los Gerentes.
(Sociedad Amigos del Riel)
Casas de los Jefes
—Es un complejo de ocho residencias ubicadas en la avenida Sayago entre Aparicio Saravia y Schiller, ubicado frente a la vía férrea.
—Las dos del noroeste, del personal de mayor jerarquía, poseen forma de villa rodeada de jardines. Fueron construidas con paredes anchas, de ladrillo a la vista, pisos de madera, estufas a leña, aberturas de madera de lapacho, cocina, despensa y muy pocos adornos, de acuerdo al uso de las fábricas inglesas de ultramar.
—En la más grande, de Sayago y Schiller, vivía el ingeniero mecánico, y en la otra el jefe de almacenes o el administrador del taller. En la vereda opuesta hay seis viviendas en fila de casas con jardines al frente. Eran ocupadas por funcionarios de rango intermedio del taller, dibujantes, capataces o técnicos.

Perspectiva de la calle Rivarola.
(Sociedad Amigos del Riel)
Casas de los obreros
—El barrio histórico conserva 44 viviendas construidas entre 1891 y 1910 para personal del taller ferroviario. El eje urbano es una cuadra de la calle Rivarola, entre Carlyle y Aparicio Saravia, que desemboca en la entrada del espacio industrial.
—Muchos vecinos todavía le llaman “La calle del medio”, porque separa dos manzanas en las que quedan 20 casas de tres dormitorios en la manzana hacia Estrella del Sur y 24 de dos en la de Lincoln.

Puente peatonal
—Construido en 1925 para solucionar el problema de los accidentes que sufrían escolares y ancianos que cruzaban la vía férrea a la altura de las calles Morse y Carlyle, es una estructura de elevado valor histórico y patrimonial. En todo el Uruguay sólo uno similar, en el barrio Colón.

La Trading
—Ubicada después del puente, en la calle Monterroso, era un almacén de ramos generales que la empresa Ferrocarril Central del Uruguay abrió para los empleados.
—Su nombre oficial era “The Montevideo Trading & Co” pero los criollos le llamaban La Trading. Luego de la estatización del ferrocarril se convirtió en una cooperativa de consumo de trabajadores de AFE, cerrada en la década de 1980.

Centro Artesano
—Fue un espacio de aprendizaje de oficios, de actividad social y deportiva de los trabajadores del ferrocarril, ubicado frente a los talleres, en Aparicio Saravia entre Monterroso y la vía férrea.
—También albergó la primera escuela pública de Peñarol, entre 1894 y 1904, hasta que se inauguró enfrente un nuevo edificio, también de propiedad estatal.
Con el paso del tiempo allí funcionó un club de barrio, cerrado al mismo tiempo que las instalaciones ferroviarias cuando dejó de correr el servicio regular de pasajeros de Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE).

Casas de los jefes y técnicos.
(Sociedad Amigos del Riel)
Teatro y cine
—Con una capacidad de 450 butacas es el tercer escenario más antiguo del país, todavía en pie, luego de Teatro Solís y el Teatro Larrañaga de Salto.
—Inaugurado en 1900 como sala de artes escénicas, teatro, música y zarzuela, en la década de 1930 se le agregó una cabina de proyecciones de cine.

Café y Bar La Primavera
—Fundado en 1896, era un boliche como los de antes: mostrador y mesas de mármol, botellas ordenadas en estanterías de roble oscuro. Por más de 110 años fue el punto de encuentro de los trabajadores del ferrocarril, también de vecinos del barrio y viajeros de paso que aprovechaban el tiempo de espera para tomarse “una”.
—Su último propietario, Antonio Pereyra De Lima, nació en el barrio. La familia Pereyra está identificada con Peñarol desde hace más casi doce décadas. Su abuelo también llamado Antonio, fue uno de los primeros propietarios del emblemático café y bar. 
Esperando el tren a principios del siglo XX.
(Museo Estación Peñarol)
—“La historia de la llegada de los ingleses comienza cuando enviaron a un emisario de apellido Baker para que observara terrenos, al norte de la zona de Sayago, con la intención de que allí se construyan los talleres, para la futura compañía de trenes de pasajeros y carga. Todo este proceso se desarrolló a principios del año 1887. Los terrenos, unas 20 hectáreas en total, fueron adquiridos finalmente por un tal Mister Leares, empleado de la compañía y comprenden parte de lo que es la estación: los talleres, el Centro Artesano, las viviendas y se extendía hasta lo que son las calle Edison y Coronel Raíz”, afirmaba el memorioso Antonio Pereyra, apasionado por la historia de la antigua villa y el actual barrio. Café y Bar La Primavera cerró en 2009, pero los vecinos no pierden la esperanza de su reapertura.

"En una primera etapa, Don Pascual Conini (peón de maniobras) lo utilizaba como quinta en el espacio que da a Coronel Raíz. Sobre Aparicio Saravia, el jefe Don Román Domínguez con el beneplácito de los ingleses construye una fuente con una gruta de piedra en el centro."
Esperando el tren a principios del siglo XXI.
(Sociedad Amigos del Riel)
"También se podía disfrutar de cercos de rosales, viejos pobladores contaban que cuando llegó María Vittori, se sintió cautivada por el color y aroma de las rosas."
—"Esto provocó que se afincara en el pueblo junto a su familia, siendo la fundadora de la primera escuela de la zona.
La Estación y su plaza, eran sin duda un centro de atracción, donde las manifestaciones sociales y culturales de la localidad eran complementarias y potenciadas por la enorme cantidad de pasajeros, usuarios del servicio de encomiendas y los centenares de funcionarios. Este lugar era el preferido de los vecinos, y sobretodo de los jóvenes, quienes tenían allí la oportunidad de cruzar las primeras miradas."
Antonio Pereyra, historiador, directivo de la Comisión Permanente de Peñarol. 

Nuestra Señora de las Angustias
—La antigua iglesia del barrio Peñarol, construida en los campos de La Boticaria, viuda de José Gabriel Piedracueva.
Boletería y Encomienda de la antigua
estación transformadas en memoria cultural.
(Museo Estación Peñarol)
—Hasta 1850 allí hubo un cementerio donde fueron sepultados Juan Bautista Crosa y su esposa, Pedro Casavalle y muchos caídos en la Batalla de Las Piedras.
—La lápida de Crosa es el único testimonio material que se conserva de aquella época.

Un monolito levantado al final de una hilera de plátanos sobre un costado de la vieja estación, recuerda en su placa de bronce: “Homenaje de AFE al pueblo de Peñarol en sus 100 años. mayo 1891Mayo 1991.″

Datos y Anécdotas
—El ferrocarril fue creado por una necesidad de transporte en las minas británicas de carbón, y nació como una versión mejorada por el físico James Watt.

Remesa circular donde giraban los trenes.
(Sociedad Amigos del Riel)
The Rocket, locomotora construida por los hermanos George y Robert Stephenson, en 1825 realizó el primer recorrido regular del mundo (StocktonDarlington) y en 1829 ganó la primera competencia ManchesterLiverpool, en honor a la reina Victoria de Bretaña.

—La primera corrida de trenes en Uruguay se realizó en 1869, entre la Estación Bella Vista (actual Lorenzo Carnelli) y Las Piedras, por la empresa de capitales criollos Ferro Carril Central del Uruguay (FCCU) dirigida por Senén Rodríguez.


Capilla de Peñarol en los albores del siglo XIX.
(Diógenes Hequet)
En 1878 la empresa nacional fue vendida a los ingleses, que mantuvieron la denominación original de fantasía, pero que jurídicamente se llamó Central Uruguay Railway.

—El Company Town (barrio industrial) de Peñarol fue creado luego que los ingleses decidieran el traslado de la estación central y los talleres que quedaban en Bella Vista.


A principios del siglo XX, los uruguayos se movilizaban cada vez más en ferrocarril, y menos en carretas y diligencias. Una foto del 21 de agosto de 1904, registra al presidente José Batlle y Ordóñez despidiendo al coronel Pablo Galarza, comandante del Ejército del Sur, que viajaba en vagones de pasajeros y carga rumbo a la Batalla de Masoller.


La Beyer Peacock descansando
en los viejos talleres.
(Asociación Amigos del Riel)
"La estación y su plaza, eran un centro de atracción, donde las manifestaciones sociales y culturales de la localidad estaban potenciadas por la enorme cantidad de pasajeros, usuarios del servicio de encomiendas y los centenares de funcionarios. Era el preferido de los vecinos, y sobretodo de los jóvenes, quienes tenían allí la oportunidad de cruzar las primeras miradas."
Antonio  Pereyra.

—La Estación Central General Artigas fue construida por el ingeniero italiano Luigi Andreoni, e inaugurada el 23 de junio de 1897. El ecléctico edificio, ejemplo del desarrollismo industrial del siglo XIX, seduce por su fachada monumental, su amplia galería, sus arcos, y el uso del hierro y el vidrio en planta libre. Fue declarado Monumento Histórico en 1975.

Sociedad Uruguaya Amigos del Riel.
Sus puertas de ingreso están señaladas por estatuas de cuatro científicos vinculados con el ferrocarril: el francés Denis Papin, el escosés James Watt, el inglés George Stephenson y el italiano Alejandro Volta. Delante de ellos sobresale una talla de José Artigas, del escultor Juan Luis Blanes.

—En 1949 la empresa británica FFCU fue estatizada, y en 1952 se creó la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE). 

—En 1988 dejó de correr el servicio de trenes de pasajeros, por decreto del entonces presidente Julio María Sanguinetti. También fue cerrada la Estación Artigas, reemplazada en 2003 por un nuevo edificio situado 500 metros al norte, que atiende las mínimas frecuencias vigentes. 

Industria, historia, cultura, turismo.
(Museo Estación Peñarol)
El nombre Pignerolo en lengua piamontesa se refiere a un territorio lleno de pinares o coníferas llamadas Pinus aerolus.

Las siete cuadras del circuito patrimonial del barrio se recorren a pie en grupos de hasta 40 visitantes que arriba en el tren a vapor.

En 2011 el Ministerio de Educación y Cultura y la Intendencia de Montevideo presentaron ante la UNESCO el documento Barrio Peñarol: casco histórico y paisaje industrial ferroviario, para que el enclave original sea postulado a ingresar a la Lista Indicativa del Patrimonio de la Humanidad.

Barrio Peñarol. Patrimonio Industrial Ferroviario es una publicación de Centro Latinoamericano de Economía Humana (CLAEH) que ganó los Fondos Concursables del Ministerio de Educación y Cultura y que lleva tres ediciones, de mil ejemplares cada una.

Viajar no es un boleto.
(Museo Estación Peñarol)
28 de setiembre de 1891
Fue la fecha de fundación del Central Uruguay Railway Cricket Club, más conocido como CURCC, antecedente del Club Atlético Peñarol.
La institución británica tomó los colores amarillo y negro de la locomotora The Rocket construida por los hermanos George y Robert Stephenson.
En 1900 el CURCC de Peñarol fue el primer campeón de la Uruguayan Football League y hasta su desaparición, en 1915, fue uno de los impulsores del deporte más popular del país.

BIOS
José Gabriel Piedracueva
Fue el primer farmacéutico oficial de Montevideo, propietario de una botica abierta en 1768 en la Villa de Peñarol.
El inmigrante gallego obtuvo permiso del Cabildo para elaborar y vender remedios para "curar pestes de la salud”. Antes del laboratorio de Piedracueva, los montevideanos utilizaban yerbas silvestres indicadas por "yuyeros" y "zirujanos" o, si podían pagarlos, traían medicamentos desde Buenos Aires.

Giovanni Baptista Crosa (17301790)
Tumba de Juan Bautista Crosa en
Coronel Raíz y Osvaldo Rodríguez.
(Museo Estación Peñarol)
—Fue el primer poblador documentado de Peñarol y quien le puso el nombre a la villa, nacido en la localidad de Pignerolo, región del Piamonte, actual norte de Italia.
—A los 21 años se radicó en España, se alistó en el Batallón Mallorca y allí conoció a su esposa Francisca Pérez Bracamán.
—La pareja viajó a la Banda Oriental en julio de 1765, como labradores a quienes se les adjudicó “chácaras” en una zona rural bañada por el arroyo Miguelete que quedaba muy lejos del puerto de Montevideo. Crosa fue censado como “pulpero” en 1772.
—Su comercio fue el centro de la actividad social de la comarca que desde entonces fue El Piñerolo y que por una deformación criolla se transformó en El PeñarolCrosa fue enterrado en el camposanto de una capilla que estaba contigua a su pulpería. 

Plaza de la Estación Peñarol.
(Sociedad Uruguaya Amigos del Riel)
Peñarol Viejo
Fue la zona donde, en la década de 1790, se afincaron familias muy influyentes en la gesta independentista y los primeros años del Estado Oriental del Uruguay: Larrobla, Rivera, Casavalle, y hasta José Artigas tuvo una casa solariega en El Piñerolo.
En 1801 en un rancho del paraje histórico nació Carmelo Colman, el más joven de los Treinta y Tres Orientales.


En la "Chacra de la Boticaria", de la viuda de Piedracueva, tenía su cuartel alternativo José Artigas, en el Segundo Sitio de Montevideo. Desde allí organizaba la guerra de guerrillas comandada por su oficial de confianza: el Gaucho José Culta. Félix Crosa, nieto del fundador de Peñarol, fue coronel de la Cruzada Libertadora liderada por Juan Antonio Lavalleja.

El barrio todavía conserva emprendimientos familiares de más de 150 años de antigüedad, creados por familias afincadas a mediados de siglo XIX en las quintas de Peñarol: Campi, Mazzuco, Patrón, Faccio, Bresesti, Panizza, Berrutti.

Otros trenes, otros tiempos.
(CLAEH, 2008)
Calles y avenidas
Sayago
La avenida toma el nombre de Francisco Sayago, propietario de los terrenos donde se creó la antigua villa en 1873, que luego se transformó en el barrio vecino de Peñarol.
La iniciativa del emprendedor Luis Girard tuvo en cuenta que por allí pasaba el ferrocarril desde el 1 de enero de 1869, y que sus paradas impulsaron la formación de pueblos en todo el territorio uruguayo.
La estación Sayago fue una estratégica parada del ferrocarril, porque allí se ubicaba el empalme entre las vías que se dirigen al norte y litoral oeste de Uruguay y las que se dirigen a la zona este y noreste.

Rondanas de los que
ya no quedan en el mundo.
(Museo Estación Peñarol)
Coronel Raíz
El camino que recorre los barrios Sayago y Peñarol evoca a un militar uruguayo de las guerras de la independencia, soldado en la Batalla de Ituzaingó, teniente primero en la Batalla de Cagancha.
José Raíz sirvió al Gobierno de la Defensa de Montevideo durante la Guerra Grande que le otorgó los grados de sargento mayor (1843) y teniente coronel de Guardias Nacionales (1844).
Falleció en Montevideo el 9 de agosto de 1874. Hasta la instalación del ferrocarril era un sendero de carretas y diligencias conocido como “Villarón”
Francisco Piria le dio su nombre definitivo al camino cuando remató lotes cercanos a la estación y los talleres de Peñarol.

El taller ferroviario completo.
(Museo Estación Peñarol)
Aparicio Saravia
La extensa avenida que cruza varias zonas del norte de Montevideo recuerda al histórico caudillo del Partido Nacional, guerrillero y líder de las principales revoluciones blancas de fines del siglo XIX principios del XX.
Aparicio Saravia da Rosa (18561904) fue criado y educado en los campos familiares del departamento de Cerro Largo.
Muy joven participó en la Revolución de las Lanzas (18701872), en la Tricolor (1875) y acompañó a su hermano Gumersindo en la Revolución Federal Riograndense (1893).
Fue líder de la Revolución de 1897 contra el gobierno colorado de Juan Idiarte Borda, y de la Revolución de 1904 contra el presidente José Batlle Ordóñez. Fue herido en la legendaria Batalla de Masolller y murió el 10 de setiembre de aquel año.

Tapa del libro Barrio Peñarol
Patrimonio industrial ferroviario.
(CLAEH, 2008)
Rivarola
La calle que alberga a las antiguas casas de los obreros del ferrocarril toma el nombre del abogado argentino, diputado por Santo Domingo Soriano electo por el Congreso de Abril de 1813.
Francisco Bruno de Rivarola fue enviado a la Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas, reunida en Buenos Aires, en representación de la Provincia Oriental, y fue uno de los portadores de las célebres Instrucciones del Año XIII.


ESTACIÓN PEÑAROL
—Declarada Monumento Histórico Nacional el 8 de julio de 1975.
—Ubicación: Shakespeare entre Aparicio Saravia y Coronel Raíz. C.P. 12400, Montevideo, Uruguay.
—Teléfono: (+598 2) 355 9147.
Mail: estacionpenarol@gmail.com.
Facebook: “Estación Peñarol”.
Conservador: Jose Luís Hernández
Museología: Manuel Esmoris

No hay comentarios: