viernes, 18 de noviembre de 2011

Breogán Gonda y Nicolás Jodal, exportadores de inteligencia artificial y creadores de GeneXus

Con natural inteligencia

Nicolás Jodal y Breogán Gonda, en Artech.
(Alejandro Sequeira, 2011)
El primer desarrollador automatizado de programas informáticos del mundo fue creado en 1984 por dos ingenieros uruguayos que concibieron una herramienta que captura el conocimiento y lo sistematiza en una base de datos operable por cualquier usuario. GeneXus nació y creció en un pequeño apartamento de 18 de Julio y Minas, desde donde lo proyectaron a los mercados más competitivos de una actividad esencialmente global: la inteligencia artificial.

Sobre la base del artículo publicado en el fascículo Nº 11 de la serie Inventos Uruguayos (El País, 15 de noviembre de 2011).

−Quizá nunca sepa el empresario brasileño del rubro calzado deportivo que fue inspirador de una revolución global en el desarrollo de programas de computación.
−Breogán Gonda y Nicolás Jodal trabajaban como consultores informáticos en San Pablo cuando aquel cliente inolvidable, cuyo nombre quedó en el olvido, les preguntó con timidez si podían automatizar una base de datos relacional para agilizar el movimiento administrativo de su fábrica.
−Cuentan los consultores uruguayos que se miraron con cara de no comprender la duda que obtuvo una rápida respuesta del joven Jodal. ¡Imposible!
−Al cierre de aquella jornada histórica, de regreso a su casa, comentaron la idea que a ambos les había quedado en la cabeza; y casi sin proponérselo comenzaron a trabajar en un proyecto que hasta ese momento era una quimera.
“Nuestro primer objetivo fue muy pequeño: apenas intentamos ver si podíamos mejorar la velocidad del trabajo, con alguna herramienta de automatización, que además permitiera mejorar una tarea rutinaria, tediosa, y por lo tanto sometida a probables errores: la generación de códigos en un programa informático”, cuenta Gonda, ingeniero informático y presidente de Artech.
Edificio Genexus, Parque Tecnológico
del LATU, barrio Carrasco, Montevideo.
(Archivo Artech, 2011)
−A fines de 1984 habían conseguido una solución al problema, lo primero que se les ocurrió fue ofrecerla en Estados Unidos.
“Que alguien comprara un software uruguayo y se quedara con la patente y la marca, ¡era un honor y un logro incomparable!”, evoca Jodal, también ingeniero informático y vicepresidente de Artech.
−Como no hubo respuesta positiva se decidieron a crear una empresa que lo desarrollara.
“Fue un cambio brutal en nuestras vidas, porque éramos consultores, con un buen trabajo, pero no empresarios. Nada sabíamos de comercialización, ni de marketing, y de administración teníamos el conocimiento del Banco de Previsión Social y como asesores externos, pero no una experiencia propia”, afirma Jodal, quien por entonces regresaba a Montevideo, mientras Gonda se quedaba en San Pablo para conseguir fondos.
“Comenzamos en una oficinita de 18 de Julio y Minas, arriba de La Paponita, que compartíamos con contadores. Ni siquiera teníamos nombre, hasta que Breogán propuso Art & Technology, pero al final quedó Artech.”
−GeneXus, la mayor celebridad informática de Iberoamérica, la marca uruguaya con más patentes en el mundo, nació en el corazón del Cordón, frente a la Plaza de los Treinta y Tres.
−Es distribuido en toda América Latina, España, Italia, Francia, Sudáfrica y China por socios comerciales (empresas de consultoría que distribuyen el producto con un importante valor agregado local: soporte, capacitación y consultoría), en Estados Unidos, Canadá, México y Brasil por filiales de Artech, y en Japón por una joint venture.
“Nuestra mayor virtud fue reconocer limitaciones, prepararnos y realizar asociaciones estratégicas con quienes son expertos en lo que menos sabemos: IBM, Microsoft, Oracle. Aprovechamos muy bien ciertas olas de la tecnología, y nos adaptamos naturalmente, sin importarnos lo complejo que fuera el desafío”, anota Breogán Gonda.
“GeneXus fue una innovación tecnológica increíble, por su influencia en la informática moderna, y porque nos permitió dar el salto de empresarios inconscientemente incompetentes a conscientemente incompetentes”, concluye Nicolás Jodal, con su natural sentido del humor.

“GeneXus permite el negocio del conocimiento como un escalón superior al negocio del software."
Breogán Gonda


GeneXus
Isotipo de la marca tecnológica
uruguaya  más reconocida en el mundo.
−“El nombre fue creado por una escultora de Chicago, esposa de nuestro asesor en patentes, Ken Sloam, cuando debimos registrar la invención en Estados Unidos. Ken nos llamó a Brasil para preguntarnos la denominación del proyecto, a lo que nosotros le respondimos Génesis, ¡pero claro! desde la Biblia para acá se repite infinitamente.
−Así surgió un problema, porque las comunicaciones no eran las actuales y el hombre debía registrarlo ese día. Entonces llamó a la mujer, que es muy creativa, y le solicitó uno.
−La respuesta fue: Llamale Genexus. Ken le hizo caso, y así quedó. Cuando me lo dijo pensé. ¡qué nombre más feo! Pero en las agencias de publicidad y marketing nos dicen que es fuerte, original y muy recordable. Hasta se han abierto discusiones sobre su interpretación. Muchos creen que significa Generate for Us (Generado por Nosotros, en español).”
Nicolás Jodal, vicepresidente de Artech y co
creador de GeneXus.

Inteligencia artificial
−Es el razonamiento no natural de las ciencias de la computación, utilizado por agentes racionales no vivos.
−El término fue creado en 1956, por el estadounidense John McCarthy, que la definió como “la ciencia e ingeniería de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo inteligentes”.
La IA distingue varios procesos válidos para obtener resultados racionales, que determinan el tipo de agente inteligente. De más simples a más complejos, los cinco principales son:
−Ejecución de una respuesta predeterminada por cada entrada (análogas a actos reflejos en seres vivos).
−Búsqueda del estado requerido en el conjunto de los estados producidos por las acciones posibles.
−Algoritmos genéticos (análogo al proceso de evolución de las cadenas de ADN).
−Redes neuronales artificiales (análogo al funcionamiento físico del cerebro de animales y humanos).
−Razonamiento mediante una lógica formal (análogo al pensamiento abstracto humano).

−“Somos expertos en sistemas de gestión: bases de datos, administración integral, de personal, consumidor final, comunicación, diseño, pero no hacemos juegos.”
Nicolás Jodal
 


100
−Es la cantidad de países donde está presente GeneXus, donde enfrenta la competencia de programas orientados a aumentar la productividad en el desarrollo de aplicaciones como, por ejemplo, lenguajes de cuarta generación, generadores de código, herramientas CASE, lenguajes orientados a objetos.

−GeneXus es el líder de su sector, y un invento uruguayo reconocido único en el mundo.

6.500
Es la cantidad de empresas que utilizan GeneXus en todo el mundo. 

85.000
−Son los desarrolladores que interactúan en la
Comunidad GeneXus para crear programas informáticos sobre la popular plataforma uruguaya. 

Breogán Gonda
Breogán Gonda.
(Archivo Artech)
−Es ingeniero de Sistemas formado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, de la que también fue profesor, además de dictar cursos en la Pontificia Universidad Católica de Porto Alegre (Brasil) y en la Universidad Católica Dámaso Antonio Larrañaga del Uruguay.
−Sus áreas de investigación son: Bases de Datos, Inteligencia Artificial, métodos de desarrollo automático de aplicaciones e interacción entre la informática y la empresa.
−Desde 1976 a 1989 asesoró a las mayores empresas de Brasil y Uruguay en las áreas de proyecto de Base de Datos y desarrollo de aplicaciones informáticas.
−Ha sido distinguido por la Academia Nacional de Ingeniería, junto con Nicolás Jodal, con el Premio Nacional de Ingeniería 1995, reconocido por la Asociación de Ingenieros del Uruguay como “Ingeniero destacado del año 1996”, designado integrante de la Academia Nacional de Ingeniería en 1999. −Es socio fundador y director de Artech y GeneXus Consulting en Uruguay y de GeneXus USA, Artech de México, Artech do Brasil y GeneXus Japan Inc.

Juan Nicolás Jodal

−Es ingeniero de Sistemas formado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, docente en la Universidad Católica Dámaso Antonio Larrañaga del Uruguay.
−En su etapa de estudiante fue administrativo sexto (“el último orejón del tarro”, según él mismo) del Sector Cómputos del Banco de Previsión Social. −Allí conoció a Breogán Gonda, con quien se asoció para prestar asesoramiento en las áreas de proyecto de Base de Datos y desarrollo de aplicaciones a varias de las mayores empresas del Brasil y Uruguay.
−Es co−creador del Proyecto GeneXus, por el que ha sido distinguido por la Academia Nacional de Ingeniería (Uruguay), junto con Breogán Gonda, presidente de Artech, con el Premio Nacional de Ingeniería 1995.
−Es socio fundador y director de Artech y GeneXus Consulting en Uruguay y de GeneXus USA, Artech de México, Artech do Brasil y GeneXus Japan Inc.
(Archivo Artech).

Nicolás Jodal, ingeniero informático y exportador de inteligencia artificial
“Desarrollar software es como surfear: hay que saber cuando comienza y termina la ola”

−¿Qué es GeneXus? 
−Es un programa que hace programas. Antes de su creación las aplicaciones informáticas, hasta los más sofisticadas, eran escritas a mano por los programadores. Era una forma artesanal de construir un software. En cambio, un programa realizado con GeneXus está escrito por una máquina, no por un humano. Para comprender el concepto vale compararlo con la industria automotriz. Al principio los vehículos se realizaban uno a uno, en un garaje, hasta que a Henry Ford se le ocurrió construirlos mediante una cadena de producción en una fábrica. Ese fue el gran cambio que provocó GeneXus: la estandarización de la generación de códigos, que es la forma como una idea se transforma en lenguaje de programación.
 
-¿Fue una sustitución del hombre por la máquina?
-No, porque todavía estamos muy lejos de crear máquinas inteligentes, similares al cerebro humano; apenas podemos hacer pequeñas tareas como por ejemplo desarrollar programas. GeneXus permite que los programadores se dediquen a la parte más creativa de la tarea, mientras una máquina se dedica a la más tediosa: escribir los códigos internos. Una vez que el programador ha diseñado una aplicación, GeneXus se encarga de traducirlo en un lenguaje estándar, por ejemplo Java, mediante un procedimiento automatizado, que cuando se realiza a mano está sujeto a errores y dura horas y horas. En términos de slogan publicitario, diría: el hombre piensa, GeneXus lo hace.

−¿Se sienten líderes de un sector tan innovador y tan cambiante?

−Por nuestra propia uruguayez nos cuesta decirlo, pero en el mundo se nos reconoce como líderes en la generación de códigos y en el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial aplicados a la informática. Tenemos competidores, pero somos los únicos que nos mantenemos en el mercado desde hace más de 25 años, cuando las empresas de este negocio duran muy poco, y tenemos más de 6.000 clientes directos en 40 países. Lo de “clientes directos” se refiere a que no podemos contabilizar cuántos usuarios nos adquieren en las casas de software de Japón, Estados Unidos, México o Brasil. Hemos tratado de hacer proyecciones, pero es imposible.

−¿Cómo llegaron a ser una empresa de prestigio global, en un país sin tradición tecnológica?
−Es muy interesante y muy divertida la anécdota de nuestros inicios, cuando GeneXus todavía no tenía nombre, y cuando no soñábamos con ser empresarios. Fuimos a ofrecer un inexistente generador automático de códigos, a casas de informática de Estados Unidos que nos recibían por cortesía pero, cómo mucho podían relacionarnos con charrúas, y por lo tanto aptos para fabricar arcos y flechas! (se ríe) Todas nos fueron diciendo que no, menos una: Ashton Tate, la creadora de DBase, más grande que Microsoft en la década de 1980. Allí nos dijeron que era una buena idea, que podía interesarles, pero que le faltaba algo: cómo reorganizar una base de datos. Nos fuimos, lo hicimos, y por un instante sentimos que se cumplía un sueño imposible: crear y vender tecnología a una multinacional. Pero el sueño se nos cayó cuando despidieron a quien había aprobado nuestro proyecto. En aquel momento pensamos, ¡qué mala suerte! pero el tiempo nos demostró que en realidad tuvimos la mejor suerte del mundo, porque habríamos vendido una buena idea. La negativa nos dio fuerzas, nos juntamos y dijimos: hagamos una empresa. Así nacieron Artech y GeneXus.

−¿Qué atributos posee la empresa para ser tan competitiva aún en los países más desarrollados en informática?

−La principal es que los ingenieros uruguayos nos formamos en la Universidad de la República, de donde salen excelentes generalistas en sus profesiones, mientras que en el mundo desarrollado impulsan las especialidades y las micro especialidades. Ser generalista te ayuda mucho a inventar e innovar, pero también el haber nacido y crecido en un país que hasta hace muy poco, ha sido inestable, tanto en política como en economía. Que entre mi padre y yo, sumemos por lo menos cinco grandes crisis, es malo para el Uruguay, pero bueno  para quienes tienen la oportunidad de innovar en tecnología. Las crisis recurrentes te obligan a crear sistemas informáticos más flexibles. Un ejemplo es el IVA: aún el programador con menos experiencia sabe que no se puede poner una tasa fija, porque no está escrita en la piedra. Si las crisis de 2001 y 2002 hubieran ocurrido en Estados Unidos,  los programadores se tiraban de los rascacielos para abajo, pero nosotros aquí salimos a flote. Ahora el mundo desarrollado también sufre inestabilidades, y por lo tanto necesitan programas informáticos muy flexibles. Y en ese rubro somos muy competitivos porque acumulan una larga experiencia. La crisis europea o el default de Estados Unidos, para nosotros es una oportunidad.

−¿Qué sigan viviendo en Uruguay, cuando las oportunidades están en el mundo desarrollado, es una estrategia del negocio?

−Somos uruguayos ciento por ciento, y optamos por quedarnos en el país, aunque nuestra especialidad es la exportación de inteligencia artificial. Una vez alguien nos criticó porque consideraba una falta de respeto que GeneXus estuviera solo en inglés, cuando era presentado como un software nacional. A lo que respondimos que, justamente, somos muy uruguayos porque vendemos una innovación uruguaya al mundo. No obstante, ahora hay algunas versiones en español, pero también en japonés y chino, que son nuestros mercados más emergentes. A veces, cuando hacemos una pausa, nos cuesta creerlo. ¡Pensar que creamos un programa de computación basado en inteligencia artificial pura que nadie imaginaba que se podía realizar!

La mayor ventaja

“GeneXus supera a la competencia en flexibilidad y capacidad de adaptación: puede construir software para las grandes máquinas de IBM o para teléfonos celulares a la mayor velocidad y confiabilidad. Quienes lo hacen están muy atentos a un principio básico  de la informática: lo único seguro es el cambio.”

Ingeniero
“Pocos saben que significa constructor: un ingeniero tiene la pulsión de construir y de resolver problemas y por lo tanto de inventar.”
Breogán Gonda


VisiCalc, Prolog, WWW, Ipad
“Hubo cuatro inventos informáticos que me sorprendieron. Cuando vi por primera vez la planilla electrónica VisiCalc, pensé: ¡por qué no se me ocurrió a mí! También admiro el lenguaje de programación Prolog, con el que se hace GeneXus. El tercero fue el “WWW” de Internet; en ese momento dije: ¡pa, esto va a cambiar el mundo! Y lo cambió. El cuarto es la tableta IPad de Apple. Al principio creía que era un mal producto: no tiene USB, poca memoria, poco disco, ¡es un teléfono grande! Pero cuando tuve uno me di cuenta que es revolucionario. Su mayor beneficio es que te invita a leer.”

“Desarrollar software es parecido a surfear: uno debe saber cuándo comienza la ola y cuando termina. Ahora la ola va en dirección de los programas para celulares y tabletas.”

“En Inteligencia Artificial hay muchos más fracasos que éxitos, porque conocemos el funcionamiento de casi todos los órganos de cuerpo, pero muy poco del cerebro.”

“Uruguay fue el primer país de América Latina que creó una carrera de Ingeniería de Sistemas, uno o dos años después que en Estados Unidos.”
Nicolás Jodal

No hay comentarios: