miércoles, 6 de febrero de 2013

Con Rolando Graña, periodista y productor televisivivo argentino, gerente de noticias de América TV

RESPUESTAS SIN PREGUNTAS

"Lanata es un fenómeno de la sociedad fracturada"

"La pelea entre Cristina y el Grupo Clarín
está buena para mirarla de afuera."
(César Rodríguez Cacheiro)
Las nuevas tecnologías y la redes sociales trajeron consigo otras formas de periodismo ciudadano en las que todos podemos informar con un teléfono o una tablet, pero también pusieron en jaque el papel del redactor responsable”, afirma. “El periodismo argentino está pasando por una de las peores etapas de su historia. A pocos ciudadanos les interesa la información, o mejor dicho, recién interesa lo que dice un periodista cuando activa el espíritu de barras bravas que impera en el país”, describe, mientras opina que “la Ley de Medios fue diseñada para derrotar al Grupo Clarín pero no atiende otros abusos peores”. Rolando Graña evoca sus años en Brecha, El Porteño, Página 12, CNN, Punto.Doc e interpreta el fenómeno del "reality periodismo" que domina a la televisión argentina y que "perpetró personalmente". Concluye con un comentario sobre un antiguo compañero, hoy colega y rival: "El programa de (Jorge) Lanata es un fenómeno de la sociedad fracturada."

−“Me inicié a los 22 años en la profesión, hace tres décadas, en la Revista Bimestre Político y Económico del CIGEA (Centro de Estudios de la Gestión Estatal Argentina), una publicación alfonsinista de la que me echaron en 1985 por un conflicto que me marcó como delegado sindical. Estuve más de un año sin hacer periodismo, hasta que dos amigos escritores me devolvieron la vida: Osvaldo Soriano y Eduardo Galeano. Osvaldo me marcaba las notas que debía hacer para publicarlas con éxito como free lance, y Eduardo me ofreció la corresponsalía de Brecha en Buenos Aires.”

−“En ese momento, los corresponsales eran dos queridos colegas que ya estaban más cerca del bronce que de la piel: Rogelio García Lupo y Horacio Vertbisky. Compartí cuatro años de mi vida con maestros como Samuel Blixen, mi primer editor, Ernesto González Bermejo y el Negro Carlos María Gutiérrez. Ellos me enseñaron a trabajar con rigor, porque más allá de izquierda o derecha, uno puede hacer buen periodismo si se toma el tiempo de contar historias interesantes. Tanto me sirvió el saber de los queridos compañeros, que la cadena CNN me contrató en 1989 porque uno de sus proveedores, el uruguayo Jorge Casal, era lector de Brecha.”

−“Es verdad que el periodismo tradicional está en crisis a causa de las nuevas tecnologías, pero mucho más lo está la figura del editor responsable. Uno puede twitear cualquier cosa, subir lo que sea a un blog o una cadena de correos, en tiempo real, sin necesidad de pasar por la industria periodística. Hubo un caso muy interesante: la convocatoria a las últimas movilizaciones y caceroleos contra el gobierno de Cristina Kirchner. Más allá del derecho que tienen los ciudadanos a criticar y resistir, se sabe que detrás hay fundaciones que pagan los avisos en Facebook, en su mayoría vinculadas con resabios de la dictadura.”

−“El filósofo alemán Jürgen Habermas escribió que en el siglo XIX la prensa era de autor, y que recién se profesionalizó a principios del XX, cuando surgieron los grandes diarios. Las nuevas tecnologías están terminando con los viejos dinosaurios de la prensa, y ahora van por las grandes cadenas de televisión, que son los representantes históricos de la estructura industrial. Siguiendo el argumento de Habermas: la tecnología nos permite volver al periodismo de autor, porque todos somos potenciales informadores.”

−“Me siento el ejemplar de una especie en extinción: el periodista profesional. Somos los últimos representantes de una industria cultural que está desarmándose. Lo vimos en las recientes revoluciones islámicas: ya no es necesaria una gran inversión para ser cronista, fotógrafo o camarógrafo.”

−“No es verdad que las páginas web sean rentables. Es cierto que ha caído la venta de los periódicos en papel, la audiencia de las radios AM y la televisión abierta, pero crecen las señales de cable de entretenimiento y noticias. También es verdad que las páginas web tienen muchos lectores, pero casi todas dan pérdidas y, ¡oh paradoja! son sostenidas por el papel tan criticado.”

−“No creo en la objetividad, porque todo lo que escribimos o decimos está atravesado por nuestras ideas, pero un mal extremo es dejarse ganar por el actual espíritu argentino de 'barra brava'. En mi país pocos ciudadanos esperan un análisis independiente, sólo reclaman que uno esté a favor o en contra del gobierno. Esa no es una definición que alcance, porque no todo se dirime a favor o en contra. La opinión pública argentina exige mensajes de 'barra brava', entonces, cuando uno informa u opina lo primero que te preguntan es: ¿a vos quién te paga?”

−“La Ley de Medios nació de un enfrentamiento entre los Kirchner y el Grupo Clarín, luego del conflicto del campo de 2008. Pero muchos olvidan que Néstor Kirchner le había otorgado el monopolio del cable a Clarín. Uno de los últimos decretos que firmó, antes de morir, fue el permiso de fusión entre Cablevisión y Multicanal. El Grupo posee más de 270 empresas cableoperadoras, cuando la legislación no permite más de 24.”

−“A la pelea de Cristina Kirchner contra el Grupo Clarín está buena para mirarla de afuera. Comprendo la necesidad de cambiar las reglas, porque ningún monopolio es bueno, hasta comprendo la lógica política del enfrentamiento, pero me indigna que en el camino se haya perdido el control de otras señales que vienen del exterior. La Ley de Medios tiene como único objetivo atacar a Clarín, pero no atiende otros abusos. Peor es Time Warner que tiene 45 señales de cable, que factura publicidad libremente, que se lleva las utilidades, pero que nada produce en la Argentina.”

−“¿De qué viven los monopolios argentinos de la comunicación? Cada uno tiene su teta, porque de lo contrario harían una televisión de pobres. Telefé, el líder, vive de la plata de Telefónica, porque como canal abierto tiene pérdidas. Canal 13 mama la teta de Cablevisión, y cuando digo 'teta' me refiero a una facturación de 1.000 millones de dólares. Más del 90% de las utilidades del Grupo Clarín, antes de impuestos, son aportadas por Cablevisión. El diario también es superavitario, y un poco también FM 100, mientras Radio Mitre apenas empata. Otro que vulnera la legislación actual es el Canal 9, porque emite latas todo el tiempo y sus tandas superan lo permitido, ¡claro! está dirigido por un señor llamado Ángel González que vive en Miami.”

−“El programa de Lanata es un fenómeno de la sociedad fracturada. Está muy bien hecho, pero tiene un presupuesto soñado: Lanata viaja a Jujuy en un jet privado para realizar una nota. No vive de la tanda, porque los anunciantes no pagan tamaña producción para 15 o 16 puntos de rating. Lo que está en juego es un acuerdo que el Grupo Clarín hizo con un enemigo histórico para enfrentar al gobierno que lo tiene acorralado. Los informes de Lanata dan la idea de un mensaje forzado, torcido; que nada es exactamente como se cuenta. Es indudable que su objetivo es satisfacer a un auditorio que le paga, pero Lanata se olvida que un periodista es respetado cuando consigue discrepar con quien lo contrata.”

−“La imagen que tenía de Victor Hugo Morales cambió después del enfrentamiento de 2008, entre el gobierno y el agro. En ese momento se puso del lado de las mayores fortunas del país, transformadas en una corporación política para mantener privilegios impositivos. Por entonces yo estaba en La Red. Lo que decía en el programa Primera Mañana era muy simple: quienes ganan más deben pagar más impuestos; pero no era lo que mi auditorio deseaba escuchar. Me bajó la medición y ¡me tuve que ir!”

Plan Cóndor
"Cuando uno informa u opina lo
primero que te preguntan es:
¿a vos quién te paga?”
(César Rodríguez Cacheiro)
−“Samuel Blixen realizó una de las diez mejores investigaciones periodísticas que se produjeron sobre la historia reciente de América Latina, con este tema crucial para nuestros países. Su trabajo está al mismo nivel de Operación Masacre, de Rodolfo Walsh, Gorriarán, La Tablada y las guerras de inteligencia en América Latina, de Juan José Salinas y Julio Villalonga, o El caso Banchero de Guillermo Thorndike. Propuse el Plan Cóndor como primer documental del programa Punto Doc, que arrancó en 1999, pero, ¿cómo hacía para traducir en imágenes una historia tan compleja? Cuando hubo que realizar la parte de Uruguay llamé a Samuel, que me dijo: 'vamos a Parque del Plata que te cuento todo.' Allá fuimos a la casa donde estuvo recluído Berrios, a quien muchos vieron cuando se escapó gritando que lo quería matar la DINA de Pinochet. Samuel me estaba explicando los hechos, cuando salió un tipo de la casa: 'Acá no se puede grabar'. Con toda mi soberbia porteña (se ríe) comencé a discutirle que estábamos en la vía pública. El tipo se subió a un (Fiat) 147 y se fue. Al poco rato escuchamos el ruido de un motor acelerado a fondo. Era el mismo tipo que nos tiró el auto encima, y frenó al lado. Medía como dos metros, era un gorila, pero no fue contra nosotros, ¡se tiró encima del camarógrafo! Comenzó a correrlo, le hizo un tacle y lo derribó. Mientras forcejeábamos por la cámara, le tiré una trompada y me rompí la mano, ¡pero salvamos el casete! La historia terminó conmigo enyesado en un hospital, pero nos cargamos un ministro del Interior (lanza una carcajada).”

El Negro Gutiérrez
−“Cuando comencé en Brecha no sabía quien era, pero ¡pronto lo supe! Sólo hubo dos crónicas escritas sobre el Che en Sierra Maestra, una de Waldo Frank, y otra de Carlos María Gutiérrez que sin dudas es la mejor. Fue mi gran maestro del periodismo. Siempre me decía: 'si la historia vale la pena, no ahorres espacio, explicamela en 60 o 100 líneas, no importa'. Con el Negro, con Samuel (Blixen), con Ernesto (González Bermejo), compartíamos una costumbre que ya casi no existe: discutir a fondo las notas con el editor. Eran horas de reflexión, de charlas por teléfono o en persona.”

Calles Salvajes, Cámaras de Seguridad
−“Son dos inventos que perpetré personalmente. Ambos fueron el resultado de la crisis de 2001, una bomba nuclear que cayó sobre la Argentina, y por la que todavía estamos juntando los pedazos de país. Aquella devastación humana dejó calles transformadas en salvajes. Marginalidad extrema, borrachos y todo tipo de adictos, guerras de tribus, delitos violentos y no violentos, machismo, violencia de género. En un momento me pregunté: ¿cómo dar cuenta de esta realidad? Fue cuando creamos dos formatos. Calles Salvajes utiliza un periodista que se mete en el terreno, pero se mantiene distante, ¡jamás realiza un juicio moral sobre los hechos! Cámaras de seguridad se basa en los escáneres que la policía ha colocado para controlar las calles, y que anularon el relato policial y la versión de los testigos. Es un programa polisémico, de significado abierto, que capta postales mínimas de fenómenos mayores. Para algunos es horrible, pero otros es revelador, y en el medio hay tantas opiniones como observadores. Por ejemplo, nos han acusado de alentar la violencia de género. Respeto la crítica, pero pregunto: ver a un tipo dándole una paliza a una mujer, ¿no nos llama a reflexionar sobre un fenómeno terrible? En la Argentina la violencia familiar es una epidemia: ¿hay que ocultarla o mostrarla?”

Papel Prensa
−“Es el peor monopolio que detenta el Grupo Clarín, mucho peor que el de los cableoperadores. Papel Prensa es una empresa que comparte con La Nación a partir de una concesión de la dictadura. Ellos producen lo que consumen, a costos no competitivos, pero cuando otros le compran el mismo papel deben pagar precios que hacen insustentable una prensa fuera del monopolio.”

Graña Dixit
Rolando Graña con el fotógrafo,
y artista plástico mercedario
César Rodríguez Caheiro.
(La foto no es mía)
Mis maestros de Brecha me transmitieron un valor ético: 'una historia jamás debe estar atravesada por el dinero'. ¡Qué difícil es cumplir hoy con ese mandato!”

−“¿Por qué me fui de Brecha? Es demasiado fácil de responder. En el semanario me pagaban 23 dólares la nota y la CNN me ofreció 120.”

−“La Argentina de los últimos años está plagada de hechos que se anunciaron y no sucedieron, y de hechos que no se anunciaron pero sucedieron.”

−“A los colegas de la UBA (Universidad de Buenos Aires) que me insultan por Calles Salvajes y Cámaras de Seguridad, siempre les pregunto: ¿cómo harían una televisión que mire la gente?”

−“Me siento parte de una especie en extinción, porque los periodistas no podemos competir con los Tinelli, con el entretenimiento puro.”

−“La información real es cada vez es menos de masas, y más de élites que toman decisiones. Pero aclaremos: sí es masiva la construcción medíatica que se monta alrededor de las noticias.”

−“La prensa independiente no existe. El periodismo es independiente o es publicidad disfrazada de periodismo.”

−“Lo más embromado del periodismo no es enfrentarse con la policía o el ejército, porque no pautan. Lo más comprometido es pelearse con los grupos económicos que lo dominan todo, hasta los gobiernos.”

−“Cuando digo que está en crisis el papel del editor responsable significa que también lo está la credibilidad del periodismo, porque, cada vez más, faltan quienes se hagan cargo de lo que se informa.”

−“Si tuviera veinte años y recién me iniciara en la profesión, trabajaría con el teléfono inteligente y la tablet: grabar, edición mínima y a la red. Cuando vi a un tipo filmando con su teléfono en las afueras de Alepo, en plena guerra civil de Siria, me dije: ¡Ese es el futuro!”

BIO
Rolando Graña
Nacido en la localidad bonaerense de Vicente López, fue colaborador de la revista Crisis, corresponsal de Brecha y de la publicación española Ajo Blanco, hasta que asumió como jefe de redacción del semanario El Porteño y luego como jefe de espectáculos del diario Página/12. Fue corresponsal itinerante de la cadena de noticias CNN en español, y cuando regresó a su país condujo el programa Punto.Doc, con Daniel Tognetti. En 2003 llegó a Informe Central, noticiero nocturno de América TV, más enfocado en la política y la economía. En 2005 armó su propia productora: El Galeón. Durante dos años, produjo y condujo Crónicas Extremas, luego creó el periodístico de investigación GPS para saber donde estás parado, y los contenidos: Calles Salvajes y Cámaras de Seguridad. Es gerente de Noticias de América TV y en América 24 conduce el ciclo de entrevistas Tres Fotos, en el que personajes cuentan su vida con imágenes elegidas por ellos. Daniel Tognetti y él ganaron el Premio Rey de España 2011, por el programa Punto Doc.